El relevo de la dinamita¿Qué tienen en común Franco, Oleguer, Stalin y Kournikova? A simple vista, nada, a pesar que consideremos que dos de ellos son personajes del deporte y dos, de la política. Los tiros, no obstante, estimado lector no van por ahí. Los citados son parte de lo que el profesor de Comunicación Román Gubern resumió en un fantástico libro llamado ‘Patologías de la imagen’, es decir, protagonistas de trucajes y modificaciones de ilustraciones y fotografías.

En el caso del dictador español, en la digitalización del archivo de la Agencia EFE se descubrieron fotografías trucadas del encuentro en Hendaya de Francisco Franco y Adolf Hitler.

En el caso de la Unión Soviética, en plena era del terror de Stalin, aparecían y, sobre todo, desaparecían personajes que salían de la corte del dictador soviético para entrar en las listas negras del regimen. Célebre es la fotografía en la que aparecen Voroshilov, Molotov, Stalin y Yezhov, y cuando este último no le era propicio lo “eliminó”.

Los trucos en la era pre-photoshop eran habituales en lo que se refiere a la propaganda política. No obstante, éstos no son exclusivos en el ámbito ideológico. En el mundo del deporte, por lo que se refiere a la prensa son numerosos los casos que siguen un mismo mensaje: “No dejes que una mala fotografía empañe una buena historia”. Así, ¿por qué no eliminar a Oleguer Presas cuando ‘sobra’ en una fotografía? Tal es el caso de la portada del diario Sport. La primera imagen la recogió hace unos meses Marca mientras que la segunda sirvió como portada del periódico catalán para ilustrar los 4 fantásticos.

4 o 5 fantásticos...

Y aunque el caso trajo cola en la blogosfera española (supongo que por el cariño profesado a Presas), se debe tener en cuenta que la calidad también es un factor añadido. Mientras que el ‘retoque’ de Sport era perfectamente viable, no olvidamos la fotografía que sirvió para ilustrar un Atlético de Madrid-Osasuna en el diario As, un verdadero homenaje a la clonación humana.

Pero en la prensa deportivo tendemos a hacer soñar a nuestros lectores con lo que denominamos fotomontajes, creaciones que sirven no para modificar la realidad sino para adulterarla directamente. ¿Cuantas veces hemos visto el jugador europeo de moda enfundado en la elástica del Barça o Madrid? Simplemente es un juego: elige una cabeza y pónle la camiseta que quieras. Así de fácil. En el caso de Marca, su arte son las peinetas, de Capello a Edmílson. En el caso de la imagen del ex entrenador del Madrid se trata de una toma real mientras que en el caso del jugador brasileño del Barça hablamos de montaje, igual que la imagen de Fórmula 1 publicada en Mundo Deportivo para mostrar cómo podría ser un gran premio nocturno.

Fórmula 1 nocturna

En el caso de estas dos últimas imágenes, hablamos que modificamos una perfecta imagen para ilustrar nuestro discurso.

Pero por último, en este repaso ‘patológico’ cabe señalar todo un subgénero surgido en la última década alrededor de una mujer tan mediática como mediocre en el tenis: Anna Kournikova. La novia de Enrique Iglesias quizás haya perdido portadas en los últimos años pero continúa siendo parte de la campaña de las mentes más calenturientas de la red con presuntos desnudos que no son más que ‘fakes’. En este caso, la premisa debería ser: “No dejes que un top o un bikini te impida llegar al Paraíso”.

Anuncios