Parece que el ladrillo no es el único sector en crisis. Las cifras de las revistas masculinas no son para echar cohetes y los expertos ya empiezan a barruntar los motivos de la perdida de lectores en revistas como Maxim, FHM o Nuts. ¿La fórmula coches-chicas-deportes-moda está agotada? El Mundo.es fijaba de forma interesante un análisis con cifras respecto al mercado británico que sirven para otear la magnitud de este problema editorial que engatilla a más de uno.Revistas como Playboy analizan este horizonte y ojeando sus páginas nos damos cuenta que ya han cogido el toro por los cuernos. Menos sexo(s) explícito(s)  y más tendencias que permiten ampliar el target hasta al público femenino. Es curioso, no obstante, la tendencia de esta revista que a finales de los noventa apretó las clavijas de sus diferentes ediciones para mostrarse más picante, abriendo al máximo las piernecillas de sus conejitas. Una década más tarde, no obstante, la mujer objeto no es políticamente correcto y retoma su línea de prestigio (que quizás no debiera haber abandonado nunca).

Ahora bien, como decíamos con anterioridad, ¿el modelo está agotado? Más bien, la cuestión es la plataforma. Es decir, las páginas deben competir con un auténtico bazar gratuito que es Internet. La red gana por goleada. Aprender a adaptarse en fundamental para cualquier grupo comunicativo o publicación. Esta lección ya la aprendió hace tiempo Sports Illustrated, que de hacer una edición en papel excelente de sus chicas en bikini ha pasado a una sublime edición digital, con galerias de fotos, vídeos y contendios extra.

El modelo deporte-sexo no es ni mucho menos caduco. Sólo cabe ver las estadísticas del Videoblog de Mundo Deportivo  en cuanto encontramos algún vídeo interesante de alguna deportista o esposa de deportista. Quizás como apunta el blog ‘Quinta Tinta’, la estrategia sea “rebajar el punto erótico” y encontrar mayor sutileza con humor y moda, pero la cuestión es el canal y, evidentemente, la actualización de contenidos. En el mundo anglosajón la adaptabilidad se traduce en el término WAG (siglas que en inglés significan mujeres y novias de… futbolistas y deportistas, en general).

Las WAG son un fenómeno mediático. Victoria Beckham fue seguramente una de las pioneras porque su boda con David conjugó deporte y sensacionalismo. En cada competición ya no sólo importa el resultado en el terreno de juego sino quién está en la grada. Existen los rankings del FIFA Wolrd o el Balón de Oro pero también los de las esposas, novias o las mismas deportistas. No olvidemos que en Pekín’08 Leryn Franco ha sido una digna sucesora de Anna Kournikova. Con los vídeos de Phelps o Bolt, el Youtube saca humo con la jabalinista paraguaya. ¡Qué fenómeno para quién sepa aprovecharlo!

Anuncios