Se han dicho muchas cosas del  FC Barcelona de Pep Guardiola pero cuando el conjunto blaugrana se mezcla entre ollas, pucheros y recetas, la combinación puede resultar sorprendente. Así, el chef Fermí Puig compara el centro del campo del Barça con un puré de calabaza. Sí, lo que habéis oído. Puig, chef de los restaurantes Drolma y Petit Comité acaba de publicar ‘Cuinetes, la tradició de pares a fills’ [Cocinitas, la tradición de padres a hijos’] en el que repasa sus mejores recetas así como sus aficiones entre las que se encuentra el fútbol, y más concretamente, el Barça.

“El puré de calabaza es un canalizador, un distribuidor que ayuda a diferentes ingredientes se combinen con armonía”, dice Puig, en una reciente entrevista en Clubdecuines.cat. El chef del Drolma se confiesa más amante de las gamas que de los contrastes de sabores. La armonía es lo que caracteriza sus platos y la armonía es la que une la gastronomía de Puig con este Barça del Triplete.

Y es que la gastronomía mundial tiene sus mayores exponentes en Catalunya con cocineros como Puig o Ferran Adrià, que unen sus ingredientes con su pasión barcelonista. Los sabores son la fuente de esta cocina mediterranea que triunfa como lo hace el Barcelona en todo el continente. ¿A qué saben las nubes?, se preguntaban hace años en un anuncio. ¿A qué sabe el Triplete? Puig responde: “Sería un puré de patata con sabayón de trufa y trufa. Es un plato con sólo tres ingredientes, plato de simplicidad extraordinaria, realmente fabuloso”.

¿Y el Madrid? ¿Plato de ingrendientes caros pero que no combinan? “Deseo que cueste combinar esos elementos”, dice el chef del Drolma de Barcelona.¿Dificultad en la combinación o empacho pantagruélico? El tiempo dirá.

Anuncios