Tengo pendiente un artículo sobre la relación entre los intelectuales y el mundo del fútbol y os puedo jurar que el nombre de Jorge Valdano estaba en el borrador del post pensado. No obstante, a veces creo que en el mundo del fútbol algunos dirigentes bajan a la arena del populismo para ganarse el aplauso fácil. “El Barcelona mira desde Cataluña hacia adentro, el Madrid desde España hacia fuera”, dice Valdano. Está claro que Jorge no se leyó hace unos meses mi artículo “No sólo de títulos vive el Barça”. Qué lástima. Bueno, quizás lo que me entristece más es que Valdano, persona con dos dedos de frente, caiga en los tópicos. ¡Y yo que pensaba que a estas alturas algunos decían que la madriditis estaba globalizada!El Barça, como cualquier club grande de Europa, está en plena proyección mundial. El Barça no es Catalunya y Catalunya no es sólo el Barça. Si esto fuera así, el FC Barcelona no trabajaría en miles de proyectos por todo el mundo ni le interesaría llevar en su camiseta Unicef. Más allá del club, si el Barça sólo mirara dentro de Catalunya no podría generar la afición que genera, ni las fotos que recibimos en Mundo Deportivo ni los foros barcelonistas que hay en Facebook.  El Barça no vive sólo del socio catalán. Precisamente, lo de ser “más que un club” en la actualiad se debe aplicar a su carácter universal. Es lo que es el Barça, quiera o no quiera Valdano. Debe resultar preocupante que un club esté globalizado y quiera competir con la Galàxia con buen juego, títulos y proyección.

Galáctico vs Universal

No obstante, hay una pequeña diferencia que se une a todo lo explicado con anterioridad: Lo que hace grande a un club no son los millones en fichajes (lo galáctico) sino la grandeza y el apoyo de la gente, socios y simpatizantes (lo universal). A partir de ahí, si el objetivo es ser populista, adelante, Jorge. Sigue así. Que aplaudan, el ruido de los palmeros no llegará más allá de la Castellana.

Anuncios