El Consejo de Inteligencia de los Estados Unidos (un organismo gubernamental que depende de la CIA) elaboró un “Mapa del Futuro Global” en el que situaba hace ya unos cuatro años a Brasil como futura potencia económica en 2020, competiendo en América con los mismísimos EE.UU. y haciendo sombra a la Unión Europea. Estos informes se deben poner en cuarentena por su tendencia a hacer política ficción de fenómenos que no se pueden controlar al 100%. No obstante, el informe estadounidense dibuja un panorama que se ha visto reforzado hace pocos días en Copenhagen.

La destacable estabilidad política que Lula ha imprimido al país en los últimos años debería verse reforzada por los informes futuribles pero también con dos eventos de caracter global: El Mundial de Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016. ¿Quién dijo que deporte y política no deberían ir nunca de la mano? Bueno, ¡pues menudos besos con tornillo le están dando a Brasil en la última década!

Mientras que en el fútbol, Brasil lo es todo -pentacampeao- en la carrera olímpica, este país deberá abanderar por primera vez a Suramérica. El reto olímpico no es nada fácil. Según el COI, los tres principales problemas para que la ciudad fuera elegida eran -y son- “la precariedad de su transporte público, la escasez de alojamiento y los altos niveles de delincuencia“. En este último caso, hiela la sangre el nivel de violencia en las calles de la ‘cidade maravilhosa’. Como muestra un botón, es decir, un youtube. El tráiler, por ejemplo, de el documental ‘Abaixando a máquina’ sobre los fotoperiodistas en las calles más populares de Río de Janeiro.

¿Serà capaz Río de sobreponerse a sus principales obstáculos? No tengo ninguna duda. Río no sólo ha vencido a las reticencias del COI sino también ha sobrevolado y ha dejado atrás el ‘efecto Obama’. La obamización de la candidatura de Chicago fue contraproducente en una fiesta donde los miembros del COI quería que fuera ‘su’ fiesta y no la de Barack.

Es pues, la hora de Brasil, la del país emergente, que se convertirà en breve en una potencial mundial. Suramérica ya la ha conquistado. Ahora está por ver si es capaz de cumplir los retos de la FIFA, el COI y… la CIA.

PD: Brasil es un país que no me deja de sorprender. Mientras escribo este artículo, una amiga -gracias, Elena- me hace ver un vídeo de una película de Bollywood realizada en Río… Sorprendente como menos. ¿Qué no serán capaces de hacer?

Anuncios