La esquiadora estadounidense Lindsey Vonn tiene en vilo a sus números fans que estos días siguen sus andanzas en redes sociales como Twitter Facebook. A punto de participar en los Juegos Olímpicos de Vancouver, Vonn cree que finalmente el COI no impodrá ninguna restricción aunque en un principio tuvo sus dudas.

Vonn escribió hace unos días que “debido a las reglas olímpicas no voy a ser capaz de publicar las actualizaciones a partir de ahora hasta el 3 de marzo”. No obstante, la verdad es que a pesar que los deportistas olímpicos tienen limitadas sus opciones como cronistas, el COI ha determinado que las redes sociales no son incompatibles con sus metas deportivas si en todo momento los mensajes se escriben en primera persona. Con esta premisa, Vonn ha vuelto a las andadas con un mensaje de felicidad por poder volver a ‘twittear’.

Restricciones del COI

Según Bob Condron, director de Servicios de Comunicación del Comité Olímpico de los Estados Unidos, “los atletas son libres de bloguear durante los Juegos y Twitter és un blog más”.

Según las Directrices de blogs de la COI para los Juegos de 2010, los atletas y otras personas acreditadas deberán limitarse a explicar sus experiencias personales, sin convertir sus escritos en un texto periodístico. El artículo 49 de la Carta Olímpica dice que “Sólo las personas acreditadas como medios de comunicación pueden actuar como periodistas, reporteros o en cualquier otro medio”. La restricción más importante en otros puestos de los atletas es la prohibición de las referencias a los patrocinadores o anunciantes que no son oficiales de los Juegos. En este sentido, en la página personal de Vonn en Facebook aparecen fotos con los logotipos de patrocinadores como Red Bull y Sprint.

A pesar que otros deportistas olímpicos como el patinador Nick Pearson también han mostrado su desconfianza ante la postura del COI, Bob Condron asegura que Vancouver-2010 van a ser “los Juegos Olímpicos de Twitter”.

‘Deportwitteros

El fenómeno ‘Twitter’ ha irrumpido con fuerza en el panorama mundial y cada día gana más adeptos entre los deportistas profesionales. Bajo este nombre, cuyo significado es ‘parloteo’ o ‘gorjeo’, se esconde una iniciativa que permite contar todo lo que pase por la cabeza del autor del texto en tiempo real y en menos de 140 caracteres. Shaquille O’Neal, Lance Armstrong, Lamar Odom y otros deportistas estadounidenses así como los jugadores españoles Ricky RubioRudy Fernández son auténticos fans de las redes sociales como Twitter.

No obstante, no son pocas las competiciones oficiales que ya han establecido reglas ‘antitwitter’. Así, la NBA anunció a inicio de temporada la implantación de unas directrices para el uso de las redes sociales de internet por parte de los profesionales, especialmente jugadores y entrenadores, a imagen y semejanza de lo que ha hecho ya la NFL y más recientemente el Open USA de tenis.

“Obviamente hay una diferencia entre mandar mensajes a Twitter antes de los partidos y hacerlo ya directamente en los banquillos”, manifestó el comisionado de la NBA, David Stern. “Queremos asegurarnos de que estos nuevos elementos de la cultura popular no interfieren con nuestro trabajo”.

Multados y despidos

La regla ‘antitwitter’ de la NBA pilló al ‘rookie’ Brandon Jennings, jugador de los Bucks de Milwaukee, que fue sancionado por la liga con una multa de 7.500 dólares por postear un mensaje en Twitter antes de atender todos sus compromisos, entre los que está contestar a las preguntas de la prensa, después del partido que disputó y ganó su equipo ante los Trail Blazers.

Uno de los casos más disparatados registrados la pasada temporada fue el del alero de Detroit Charlie Villanueva, que actualizó mensajes en su cuenta desde el vestuario o el banquillo en descansos del partido que disputaba ante Milwaukee. Shaquille O’Neal, fichado este verano por Cleveland, ofrecía entradas a sus seguidores desde su cuenta personal cuando jugaba para los Suns la pasada campaña y de paso también aprovechó para criticar al técnico de Orlando Stan Van Gundy. Shaq es uno de los personajes más populares en Twitter, con más de dos millones de seguidores. La propia NBA, que también realiza actualizaciones y publica noticias en esta red, superó recientemente el millón de visitantes habituales.

En el universo futbolístico, conocimos hace unos meses que el Palmeiras despidió a su técnico,Vanderlei Luxemburgo, por criticar en Twitter la falta de profesionalismo del delantero Keirrison en su traspaso al FC Barcelona. Lo divertido del caso es que el presidente del club brasileño, Luiz Gonzaga Belluzzo anunció también por este canal que el Palmeiras no había llegado a un acuerdo con el entrenador Muricy Ramalho. Ver para creer.

Anuncios