Este el primer Mundial en que los comentarios del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y los de la esposa de Kaká, Carol Celico, así como la de muchos jugadores están al mismo nivel, gracias a las redes sociales. Es obvio pero este será el primer Mundial 2.0 de la historia. Más allá del trabajo en ‘social media’ de los principales medios de comunicación del mundo, las expectativas creadas en Twitter, la principal red social de microblogging, són muy altas, teniendo en cuenta que se ha habilitado un especial para los comentarios referidos a #worldcup y a los diferentes equipos, que se pueden leer gracias a los ‘hashtags’ preparados para la ocasión.

Este sábado empecé mi colaboración de verano en el programa ‘Vist i no Vist’ en Catalunya Ràdio y expliqué precisamente lo que está ocurriendo en la red a través del Mundial de Sudáfrica 2010. Es la revolución social, en la que los aficionados, los periodistas, los jugadores y otros implicados podemos interactuar. El cambio es imparable y ya pueden venir entrenadores como Marcelo Bielsa o Vicente del Bosque prohibiendo a sus jugadores que usen Internet, que habrá miles de aficionados que estarán comentando sus partidos.

La FIFA no tardará en limitar su uso en los próximos eventos deportivos pero al igual que ya pasa con la NBA, la NFL o el Open USA, los deportistas no van a sucumbir ante las presiones de los organismos oficiales gracias sobre todo al espíritu móvil que está impregnando poco a poco el uso social. ¿Sabes cómo seguir el Mundial a través de tu iPhone? Vía el dispositivo de Apple, los Android o cualquier otro como las Black Berry, el Mundial 2010 es el de la explosión mediática. Me encanta lo que están probando medios tan dispares como The New York Times, The Guardian o (parte implicada) Mundo Deportivo, ofreciendo a los usuarios en portada los tweets de cada selección. ¿Quién dijo moda? ¿Quién dijo ‘cháchara inútil? Realidad, cambio de paradigma comunicativo y pluralidad de contenidos.

Hay muchas más formas de seguir Sudáfrica-2010 e Internet está desarrollando gracias a sus usuarios muchas formas de implementar el ‘real time’ sobre el césped, en las gradas y delante de los monitores de televisión. ¡El balón está en juego y nosotros lo movemos en nuestros móviles!

Anuncios