Recientemente he participado en la confección de un documento de futuro en el ámbito de las redes sociales deportivas que con el título de Social Media Sports Predictions 2011 intenta explicar las líneas que se deberían desarrollar en los próximos doce meses. A continuación comparto mi artículo:

Clubs 2.0
El futuro está en nuestras manos, pero no metafóricamente sinó de forma literal, ya que la transmisión de datos surge del poder de nuestros smartphones se convierte en una experiencia entre millones de usuarios diaria. La movilidad, que se está convirtiendo en la principal aliada en el desarrollo del Social Media, también será fundamental tanto desde el punto de vista periodístico como de las empresas y clubs deportivos. Existen pues unos puntos fundamentales que deberían dibujar el futuro inmediato:

-La Geolocalización y la Realidad Aumentada deben tener más presencia en el marketing deportivo.

-Explotar el poder del directo. La fuerza de las redes sociales radican en el ‘Real Time’, de la misma forma que el mundo del deporte vive del evento. La conjunción entre instrumentos de ‘Live Blogging’ con lo que sucede en las instalaciones deportivas refuerzan los vínculos de la comunidad deportiva.

-Mayor participación en la vida de los clubs. Más Superar etapas para conseguir clubs deportivos 2.0. Conocer tendencias e instrumentos es muy importante pero aún lo es más la estrategia a seguir. Eso es, maximizar los procesos de participación de socios y simpatizantes y convertir las entidades deportivas en organizaciones más participativas y transparentes debería ser el objectivo del Social Media aplicado en el mundo del deporte. Los tiempos del espectador pasivo han finalizado y pisa con fuerza el individuo que opina y, sobre todo, que quiere formar parte de unos colores. De la misma forma, los tiempos de la gestión deportiva sin escucha activa deberían pasar a la historia.

-Deportistas y club, de la mano. Un club deportivo no sólo debe estar (de forma testimonial) en las redes sociales, debe ser parte de ellas. Aquí es necesaria una alianza entre el club como marca y el poderoso ‘personal branding’ de los deportistas de ese club.

Anuncios